El drenaje intestinal procura:

  • Vaciar los intestinos de todo su contenido, lo que puede representar una gran masa de materia, como muchos pueden atestiguarlo cuando han tomado un laxante por primera vez. Los intestinos pueden estar llenos no sólo de materias fecales sino también de cosas duras, materias viejas que se han ido depositando con el tiempo en las paredes intestinales. Como ya lo hemos dicho, estas costras dificultan el peristaltismo intestinal y la absorción de las sustancias nutritivas. Pero el drenaje intestinal intenta también:
  • Favorecer la desasimilación de las toxinas por las paredes intestinales;
  • restablecer el tránsito intestinal;
  • permitir que el cuerpo expulse las toxinas de los tejidos y elimine esos desechos por esta puerta de salida nuevamente abierta, lo que supone una limpieza muy profunda del terreno.

laxantes

Se llama purgante a un remedio capaz de provocar la evacuación de las materias que se encuentran en los intestinos. Por lo general, la purgación se considera un medio radical, casi violento. El aspecto expeditivo del proceso, evacuación rápida y completa de las heces, lo hace muy útil para los casos urgentes. Pero lo violento del proceso tiene también sus inconvenientes: las purgas repetidas cansan los intestinos, irritan ls mucosas intestinales y provocan la pérdida de gran parte de la flora intestinal.

Por ese motivo las purgas estan desprestigiadas. Sin embargo, continúan siendo un procedimiento muy útil, que es bueno conocer pero que se debe utilizar sólo de modo excepcional.

Un laxante es un purgante liviano que actúa suavemente, sin irritar. Estimula los intestinos de forma cuidadosa, y puede ser tomado durante varias semanas para realizar un drenaje. Cuando no se trate de una urgencia, por lo tanto, hay que tomar un laxante y no un purgante.

El gran reproche que se les hace a los laxantes, cuando se toma de forma regular, es que “los intestinos se acostumbran a ellos” y se vuelven cada vez más perezosos.

FUENTE: LAS TOXINAS COMO ELIMINARLAS DEL ORGANISMO – Christian Vasey